Mantención por Kilometraje

El mantenimiento por Kilometraje previene y evita daños mayores en el vehículo, a causa del uso y desgaste. Consiste en una revisión preventiva, cada cierto tiempo o kilometraje, en todos aquellos elementos que componen la seguridad activa y pasiva del vehículo, entre ellos el sistema de frenos, sistema de refrigeración, sistema eléctrico, suspensión, y llantas.

Kilometraje para hacer reparaciones y mantenimiento del carro:

  • Cada 5.000 Kilómetros: Cambiar el aceite y el filtro del mismo y el del aire. Revisar el aire de las llantas y el nivel de deterioro de la banda de rodamiento. Comprobar la tensión del embrague o freno y de la correa del motor. Verificar que las luces y el funcionamiento de los comandos del tablero. Mirar que el líquido de frenos esté en el nivel adecuado.
  • Cada 10.000 Kilómetros: Funcionamiento de las luces y del tablero de mando. Estado de alternador y arranque. Desgaste de articulaciones y rotulas y el estado del guardapolvos. Sistema de admisión, mangueras y tuberías. Revisión del nivel de los líquidos (Frenos, agua o refrigerante, aceite, líquido de motor, etc. Realizar lavado del motor. Revisar tensión de freno de pie y de mano. Alineación, balanceo y rotación de las llantas para garantizar un desgaste parejo. Inspección del sistema eléctrico.